El marco legal de la osteopatía en el mundo

La Osteopatía está regulada profesional y académicamente por Ley (“TheOsteopath’s Act”) de 1993. Los profesionales de la osteopatía en dicho país son profesionales sanitarios de primera intención (“primary contact healthcare practitioners”) con una formación equivalente al nivel de Máster. Como profesionales en primera intención, los osteópatas en el Reino Unido pueden diagnosticar, tratar o referir pacientes como profesionales independientes, desde 2017 los profesionales de la osteopatía en UK están reconocidos como “Allied Health Professionals”. El General Osteopathic Council (GOsC) es la asociación de profesionales o Colegio Profesional que se encarga de la regulación. Sólo los miembros del GOsC están autorizados legalmente a practicar la Osteopatía.

La osteopatía es una profesión sanitaria independiente incluida como tal en el Decree on Health Care Professionals (564/1994). El término “osteópata” está registrado desde 1994. Para poder ejercer como profesional de la osteopatía, es necesaria la autorización emitida por Valvira (Autoridad Nacional Supervisora del Bienestar y la Salud) y pertenecer al Registro Central de Profesionales de la Atención que incluye a todos los profesionales de la salud. La formación en Osteopatía cumple con los estándares descritos en la Norma UNE-EN 16686:2015 implementada en dicho país desde 2016. Actualmente existen 2 entidades académicas que ofrecen dicha formación: Metropolia University of Applied Sciences y Osteopatia koulu Atlas Desde 2019, los osteópatas formarán parte del National Digital Data Repository, un sistema integrado de bases de datos compartido por todos los profesionales sanitarios del país y acorde con las vigentes directivas de protección de los mismos. Según la Health Care Professionals Act (No. 559/1994), la Autoridad Nacional para los Asuntos Médico-Legales debe autorizar, previa solicitud, el uso de los títulos de los profesionales sanitarios de la UE dentro de Finlandia, una vez verificado que la formación es equivalente al estándar nacional.Fuente: Asociación Finlandesa de Osteópatas (Suomen Osteopaattiliitto Ry- Finlands Osteopatförbund Rf).

Desde el pasado 15 de mayo de 2018 la profesión está regulada como sanitaria e independiente en dicho país. Durante dicho proceso regulador se utilizaron los documentos “WHO Benchmarks for training in Osteopathy” y la Norma Europea UNE-EN 16686:2015 sobre “Prestación de asistencia sanitaria en Osteopatía”. La propuesta legislativa fue aprobada por unanimidad en el Parlamento Danés con la totalidad de los 107 votos a favor. El Decreto definitivo de autorización para la profesión se firmó el 1 de julio de 2018.

Danske Osteopater (DO), the Asociación Danesa de Osteópatas es una asociación profesional que representa alrededor de 150 profesionales de la osteopatía y es Miembro de la EFFO. Alrededor del 90% de sus miembros se formaron previamente en Fisioterapia, para cambiar posteriormente de profesión y recalificarse como osteópatas mediante un programa formativo de 5 años a tiempo parcial (Tipo II según la Norma Europea). El 10% restante se cualificaron siguiendo un programa Tipo I en otros países europeos.

En la actualidad, el proceso de autorización está en su fase de implementación. La Autoridad para la Seguridad de los Pacientes (“Patient Safety Authority”) que pertenece al Ministerio de Salud Danés es la responsable de la expedición de autorizaciones para la práctica de la Osteopatía. Aquellos osteópatas cualificados Tipo I o Tipo II que cumplen los estándares requeridos pueden ejercer como profesionales sanitarios en primera intención, a los que los pacientes pueden dirigirse directamente. El término “osteópata” está actualmente protegido en Dinamarca.

Muy recientemente, con la Ley Nacional 3/2018, la osteopatía ha obtenido el reconocimiento de profesión sanitaria en dicho país. En la actualidad se están elaborando los decretos de implementación que identifican la capacitación, las competencias y las cualificaciones para el ejercicio de la práctica profesional.

Hasta la fecha, la osteopatía en Italia es practicada por osteópatas con formación Tipo I y Tipo II impartida por instituciones académicas privadas, algunas de las cuales trabajan en colaboración con Universidades extranjeras. La ley 3/2018 contempla que la capacitación debe ser impartida por las universidades nacionales.

El Registro italiano de osteópatas (ROI) es la asociación de osteópatas más numerosa y representativa del país. Fue fundado en 1989 y cuenta con más de 3.000 miembros Según el ROI, se estima que hay unos 10,000 osteópatas practicando en dicho país.

 El artículo 75 de la ley 2002-303 de 4 de marzo de 2002 sobre “Los derechos de los pacientes y la calidad del sistema de salud” dio origen a la profesión de “osteópata”. Desde entonces, la Osteopatía es reconocida como una profesión independiente en dicho país.

En la actualidad, la profesión del osteópata (no-médico) está regulada por Ley y existen criterios académicos base para la homologación de dichos profesionales.

Desde la Asociación Francesa de Osteopatía (Association Française d’Osteopathie, AFO) se instó en 2005 al Consejo de Estado (la máxima autoridad administrativa) para que se aprobaran los decretos de aplicación de la ley de marzo de 2002. La formación en dicho país puede ser de carácter no universitaria.

Algunas escuelas han validado su capacitación en el Directorio Nacional de Certificaciones Profesionales (RNCP), que ofrece una estimación del valor de la experiencia profesional (equivalente a Nivel A británico +5 años, 300 ECTS).

La Ley 45/2003 de Encuadramiento Base de las Terapias No Convencionales estableció las pautas para el reconocimiento allí de la osteopatía. La profesión fue regulada en 2013 como una profesión de primera intención. En 2015 se realizó el reconocimiento de profesionales con la atribución de los pertinentes certificados profesionales. Es necesaria la acreditación para la práctica profesional. En 2016, se aprobaron y acreditaron los primeros grados en osteopatía y actualmente se ofrecen 7 grados universitarios en dicho país. En febrero de 2018, el número de osteópatas ascendía a 805.

La osteopatía está regulada por el Consejo de Profesiones Complementarias a la Medicina (CPCM), que también regula otras 18 profesiones relacionadas con la salud. Actualmente no se ofrece formación en osteopatía en Malta. Las calificaciones extranjeras están sujetas a reconocimiento de acuerdo con la “Mutual Recognition of Qualifications Act” y están aprobadas por la National Commission for Further and Higher Education (NCFHE).

El código de práctica para la profesión de osteopatía se publicó en marzo de 2013. Actualmente hay 11 osteópatas registrados en dicho país.

La osteopatía es una profesión sanitaria desde Julio 2018 de este año. En la actualidad se trabaja en el desarrollo de los criterios de acreditación para la implementación de la Ley de Reconocimiento Profesional. En la misma se prevé la protección del título de “osteópata” y será requerida una autorización ministerial para la práctica profesional de la osteopatía. ALDO (Associació Luxembourgeoise des ostéopathes) cuenta actualmente con 65 miembros.

La osteopatía aún no está reconocida como profesión. Los pacientes no necesitan ser referidos (los profesionales de la osteopatía trabajan en atención de primera línea sin prescripción médica previa) y obtienen un reembolso parcial del coste de la atención osteopática de la seguridad social o de los seguros privados. El GNRPO representa solo a profesionales que practican exclusivamente la osteopatía. Es necesario un nivel equivalente a Máster para la inscripción en el mismo y está formado por aproximadamente 1000 osteópatas.

El título de osteópata está protegido desde el 13 de enero de 2013 La Osteopatía está reconocida como profesión sanitaria independiente desde el 7 de junio de 2016 y la formación académica necesaria para la obtención de la titulación correspondiente es equivalente al nivel BAC/A’ + 6 años (equivalente al nivel de Máster).

 Aunque a día de hoy, no existe una regulación específica de la profesión, los osteópatas alemanes pueden ejercer en primera intención en función de la “Ley Heilpraktiker”, o en su condición de médicos. La Asociación Alemana de Osteópatas, (Verband der Osteopathen VOD e.V.), fue fundada en 1994 y actualmente tiene 4200 miembros. Dicha asociación es un miembro de pleno derecho de la OIA.

Los osteópatas en Noruega tienen un buen nivel de reconocimiento público y están reconocidos como proveedores de atención primaria de salud. Aun así, se considera medicina alternativa por ley, ya que la autorización de dicha práctica aún no está vigente. La asociación más importante (Norsk Osteopatforbund – NOF) cuenta con 350 miembros. Desde 2008 hay un programa de 4 años a tiempo completo en Oslo, (Kristiania University College). Este programa está reconocido por las autoridades y los estudiantes pueden solicitar becas de acceso.

No existe una regulación gubernamental específica de la osteopatía, pero su práctica está permitida. La Asociación Osteopática de Chipre (Cyprus Osteopathic Association, COA) fue fundada en 2008. La misma, sigue los estándares de práctica profesional y de código de ética para la osteopatía establecidos en el Reino Unido (cuando ello es aplicable en Chipre). De sus 15 miembros, 13 han estado registrados previamente en el GOsC.

Actualmente no existe regulación de la profesión. La Asociación Osteopática Panhelénica fue fundada en 1992. Actualmente dicha asociación tiene 30 miembros, todos los cuales se formaron previamente en el extranjero (Reino Unido, Francia, Bélgica, Alemania).

la profesión no está regulada, y, por tanto, el título de “osteópata” no está protegido. La regulación y la supervisión de la calidad profesional están en manos del Registro de Osteopatía de los Países Bajos (NRO). La Asociación Holandesa de Osteopatía (NVO) está encargada del desarrollo de la profesión. En este momento, se trabaja arduamente para elevar el programa formativo al nivel EQF 6 (licenciatura) y el objetivo es comenzar en septiembre de 2019 con una osteopatía de capacitación acreditada por NVAO (ENQA). El registro cuenta actualmente con 700 osteópatas registrados. La osteopatía en los Países Bajos es de libre acceso y está parcialmente reembolsada por las aseguradoras de salud.

La profesión no está regulada. En 1983 se fundó la Asociación de osteopatía sueca (SOF), actualmente formada por 300 miembros.

Existe una entidad académica en Gotemburgo, la Scandinavian School of Osteopathy (SKOHS), que ofrece una formación de 4 años a tiempo completo que lleva a un BSA, validado por la Metropolia University en Finlandia.

La Osteopatía está reconocida como profesión sanitaria independiente según la Ley 1131/2012. La Icelandic Osteopathic Association (Osteópatafélag Íslands) fue fundada en 2002. A pesar de su pequeño tamaño, la Asociación ha logrado que la osteopatía sea reconocida como una profesión de salud plenamente registrada en el Ministerio de Salud de Islandia. El título de “osteópata” está protegido y no es posible ejercer en Islandia si no se está previamente registrado en el Ministerio.

Según el Registro de Osteópatas de Rusia, la práctica está restringida a los Licenciados en Medicina que han completado posteriormente formación en osteopatía.

la medicina osteopática es considerada una medicina convencional y está debidamente regulada. Es enseñada en 34 Universidades de 32 Estados. Según la OIA Survey (2012), en ese momento ejercían en EEUU aproximadamente 82.500 médicos osteópatas. Un análisis más reciente de la American Osteoathic Association (AOA) eleva esa cifra a 108.118 médicos osteópatas ejerciendo actualmente. Lo anterior demuestra un claro incremento del número de practicantes en dicho país durante los últimos años. De hecho, durante el curso 2017-2108, el número de estudiantes matriculados se elevó hasta 28.981.

 La osteopatía, es actualmente la profesión sanitaria con mayor crecimiento en dicho país. Según el Osteopathy Board of Australia, en septiembre de 2018, el número de osteópatas registrados era de 2.388. Según Osteopathy Australia los osteópatas son profesionales sanitarios de atención primaria y están capacitados para reconocer las condiciones que requieren derivación a otros profesionales de la salud. Todos los osteópatas completan una formación universitaria mínima y acreditada equivalente a una doble licenciatura o Máster. Además, están obligados, por ley, a mantener el desarrollo profesional continuo (CPD) de manera anual para poder ejercer, y deben estar registrados por el gobierno.

La osteopatía es reconocida como profesión sanitaria independiente y de primera intención. Según Osteopaths New Zealand la duración de los programas formativos es de 5 años. El Osteopathic Council of New Zealand: es la autoridad reguladora establecida por el “Health Practitioners Competence Assurance Act” (2003). El objetivo principal de esta Ley es proteger la salud y la seguridad del público mediante la creación de mecanismos para garantizar que los profesionales de la salud sean competentes y aptos para ejercer sus profesiones. El título de “Osteópata” está protegido por la Ley, de modo que solo los osteópatas registrados en el Council pueden usar el título de osteópata y solo los osteópatas que poseen un certificado de práctica actualizado pueden practicar legalmente la osteopatía.

Fuente: Federación de Osteópatas de España. “Evidencia y Osteopatía. Análisis en relación al “Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias”. Noviembre 2018

¿Eres una escuela o un profesional de la osteopatía?

¡Únete a la SEMO! Ayúdanos a promover la investigación y la evidencia científica en el campo de la osteopatía y disfruta de las ventajas exclusivas para miembros.

hu496mqlEl marco legal de la osteopatía en el mundo